Asideros del abismo

Asideros del abismo
Robert Crumb

lunes, 24 de diciembre de 2012

Exilio voluntario


Exilio voluntario

Lo mismo que un alcohólico no deja
jamás de ser alcohólico aunque lleve
semanas, meses, años, lustros, décadas
sin que sus labios prueben la bebida

y sabe que su vicio es un desierto
que necesita de una sola gota
para regenerarse -abarrotado
de plantas venenosas y parásitos-;

me basta a mí -y sin duda te aprovechas
de mi debilidad -una mirada
tuya un poco más larga de la cuenta,

esa forma de andar, dos, tres palabras
para olvidar mis firmes juramentos;
por eso me resigno a tu memoria

desde este infausto exilio involuntario.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

lunes, 17 de diciembre de 2012

Premonición de naufragio


Premonición de naufragio

Recuerdo que te dije muy despacio
(tan lento que por poco se me quedan
trabadas -por pereza- entre los labios,
como una llaga abierta, las palabras)

que de un tiempo a esta parte ya no encuentro
razón para mirar hacia delante
sin ver más que clientes de un crucero
brindando, y que se acerca la cascada,

y no sé cómo obrar -despavorido
vigía augur que no puede dar crédito
a lo que vaticina el catalejo-.

Ahora -tripulantes del naufragio
patente en el que ya salen a flote
leños en llamas: fuego incombustible-

me miras sin rencor, pues no supiste
tampoco si sería preferible
callar que sus incrédulas reacciones

primero y luego el juicio: ¡Lo sabías!

lunes, 10 de diciembre de 2012

Un alacrán


Un alacrán

Te he avisado no sé ya cuántas veces
(he puesto por delante -y no consigo,
por no sentir, sentirme ni culpable-
la verdad como siempre me pedías)

y tú venga a gritar ¡Que viene el lobo!
con un aire de sorna algo ofensivo,
quitando hierro y fuste a mi amenaza
-pensanbas que jamás iba a cumplirla-.

Y, ahora que no estoy -o tú te has ido
cansada de asomarte a  mis abismos,
del vértigo insensato a ras de suelo

que sientes al mirarnos a los ojos-,
un alacrán aguarda tu caricia
bajo este corazón petrificado.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Fin de fiesta


Fin de fiesta

No podía durar mucho más tiempo:
quizá algún día vuelva la mirada
atrás sin acritud y te perdone
la etapa en que el  engaño se sostuvo.

No podía durar: la complacencia
se hacía larga, atroz, repetitiva
(asomaba una grieta irrestañable
de luz como embozada: era un presagio).

No podía durar, por tus palabras
-olvídame o recuerda que te odio:
lo digo por tu bien que es mi suplicio-

diríase que tuvo su momento
igual que un alimento caducado
que busco hurgando en los contenedores

de algún supermercado que regentes.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Con tu mirada
logras que trastabille
cualquier funámbulo.

martes, 20 de noviembre de 2012

Posponer diez minutos


Posponer diez minutos

He alargado hasta el máximo la hora
de despertarnos -tienes que marcharte
y hemos de aprovechar cada segundo
de tú y yo aquí abrazados que nos queda-,

Después -no hay más remedio-, cuando vuelva
a la casa donde hemos compartido
otro fin de semana que arrancamos
al destino cabrón a dentelladas,

quizá me aburra y ponga una película
y si me giro a hacerte un comentario
sintiendo que aún estás, saldré al pasillo

y una breve mirada a nuestro cuarto
me hará pensar que hay camas que deshacen
 -las sábanas se extienden como un páramo-

tanto al hacerse que ni el fin del mundo.


martes, 13 de noviembre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Sólo me queda
por séquito mi sombra
guardando luto.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Música


Música

La música es mi patria: no me encuentro
en ella, como aquí, falto de arraigo
-y aquí incluye el terreno ya explorado
fracaso tras fracaso por errantes


y errados astronautas y científicos
(la vida es un espacio inhabitable:
la piel del cuerpo humano una coraza
con pinchos que nos ponen del revés)-.

La música es mi patria: en el principio
implosionó y se filtra por las grietas
(el láser del cd: la luz divina).

Negado a sus arcanos yo le mando
poemas que se estrellan tras sus muros
desde este inmenso yermo de palabras:

instancias denegadas a su acceso.

sábado, 3 de noviembre de 2012

El caso habitual


El caso habitual

Me pueden los afectos: siempre cedo
por miedo al qué dirán, al anatema
de aquellos que más quiero- me horroriza
mostrarme discrepante en su presencia-.

Asiento a todo, no me siento libre:
resulto conformista hasta el sonrojo
con tal de que su estima no me falte
el día que descubran lo que pienso.

Me pierden los afectos, no las tretas
(por más que me desmienta soy sincero:
me amoldo a la chaqueta que me cambio).

Os puedo parecer digno de lástima:
me da pavor quedarme de repente
a solas con el monstruo que me habita

(forro interno de abrigo reversible).

martes, 30 de octubre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Buscan atajos:
a la caducidad
por la vanguardia.

domingo, 28 de octubre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Muñeca rusa
que dentro guardas otra
muñeca rusa.

jueves, 25 de octubre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Caes del columpio
a arenas movedizas:
pierdes la infancia.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Tanka


Tanka

No subestimes
la música que pongo
y no soportas:

te volverá nostálgica
cuando no estemos juntos.

martes, 23 de octubre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Rompen de pena
las olas que se forman
sin alcanzarte.

viernes, 19 de octubre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Ya tengo el título
para mi libro póstumo:
Obras completas

jueves, 18 de octubre de 2012

A modo de poética simplista


A modo de poética simplista

Buscar la proporción y la armonía
en verso endecasílabo, medido
-con ritmo y precisión- hasta el milímetro:
sin rastro del esfuerzo que supone

(esfuerzo siempre sobrevalorado:
el molde en tu cerebro lo rellenas
del flujo intermitente de palabras
igual que un crucigrama para niños).

Buscar la perfección en sintonía
con no sé qué inaudible o sorda música
de las esferas, con el aureo número

que, dicen, rige el arte más sublime
-sin nada que le sobre o que le falte-
para que ruja -siempre- entre los márgenes

la bestia del zarpazo repentino.

domingo, 7 de octubre de 2012

Variaciones sobre las 'Variaciones sobre el Canon en Re mayor de Johann Pachelbel' de Brian Eno




Variaciones sobre las Variaciones sobre el Canon en Re mayor de Johann Pachelbel de Brian Eno

La historia es ya de sobra conocida,
la sabe todo el mundo: Brian Eno,
durante una feliz convalecencia
se puso en su averiado tocadiscos

un elepé con música de harpa
del siglo XVIII que una amiga
le había regalado (aunque a un volumen
tan bajo que al final se convertía

en música de ambiente -no intrusiva-
que, al no poder moverse y ajustarlo,
le descubrió -bendita serendipia-

un mundo nuevo de sonoridades:
como si fuera parte del entorno,
lo mismo que la lluvia que caía).

Siguiendo ese concepto y las teorías
de Erik Satie confeccionó una serie
de variaciones sobre el renombrado Canon
de Pachlebel que alcanzan un etéreo,

sutil nivel de excepcional belleza
que a veces me recuerda a tu recuerdo
cuando se pone borde y toma forma
igual que un ser creado por Solaris;

y a veces a los versos que compongo
pensando en ti otra vez, girando en torno
al mismo centro fijo una y mil veces,

sin anhelar ningún otro objetivo
que -música ambiental- vagar escritos
-para que no te tomes la molestia-

por si alguien te los lee y te emocionan.

martes, 2 de octubre de 2012

Nocturno desde un banco


Nocturno desde un banco

La ven hablando sola por las calles
de noche en busca de algún bar abierto
y de alguien que la aguante y que le pague
la charla y otra copa de su whisky.

Lo cierto es que la aprecian y por eso
comienzan a enlazar aunque sin fuerza
los tópicos de siempre en estos casos:
que si hay que ver lo sola que se encuentra,

me da pena observarla en este estado,
la pobre es que también lleva lo suyo,
quién sabe qué desgracias imborrables,

por lo que habrá tenido que pasar,
para alcanzar tal punto, una persona,
hasta que se interrumpen: ten cuidado

que gira por aquí, que no nos vea.


lunes, 1 de octubre de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Todas las noches,
el tedio como un alien
en el estómago.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Hai-kú



Hai-kú

Aquel velado
-tú y yo éramos felices-
daguerrotipo.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Tanka


Tanka

Busco tu abrazo:
tu ausencia en el colchón,
un continente

que se ha tragado el mar
del sueño al despertarme.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Relleno


Relleno

No me sirven de nada, son susurros,
vacío formulario, paja, sílabas
contadas de manera rutinaria
igual que lo hace un triste tesorero

que no verá en sus arcas ni el reflejo
de todos los billetes y monedas
que pasan presurosos por sus dedos
directos al botín de quien le explota:

palabras que fracasan al juntarse
para intentar captar esa certeza
de estar hechos el uno para el otro

que nos embarga al poco del extático
-fugaz, inabarcable y persistente-
momento en que gemimos al unísono

y el mundo es una perla y tú su concha.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Derribo


Derribo

Me estoy viniendo abajo aunque por dentro:
sin síntomas que alteren mi carácter
o el rictus exterior de mi fachada
-de forma lenta, estoica, irreversible-.

Me estoy viniendo abajo -aunque parezca
que todo sigue igual, nada es lo mismo-,
me estoy acomodando aquí en el fondo
¿te voy guardando un sitio por si acaso?

Me estoy viniendo abajo por la fuerza
-tirante y pertinaz- gravitatoria:
me dejo la ascensión para otro día

que pueda sostener este entramado
de vísceras, de piel y de osamenta,
tejidos musculares y adiposos

mas órganos: cemento aluminítico.

viernes, 31 de agosto de 2012

A Fernando Roca



A Fernando Roca

Fernando, sé que nunca te gustaron
los sentimentalismos afectados
y tal vez mi poema acabe siéndolo:
espero donde estés que me perdones.

Tu roca de apellido y de carácter
seguramente se ha resquebrajado
ahora –ya tan tarde- que descubres
lo mucho que la gente te quería.

Espero que valores el esfuerzo
-el más sufrido y duro de mi vida-
que a todo el personal nos ha supuesto
tapar el socavón del bar cerrado.

Tu ausencia ha hecho un boquete en nuestras vidas
soltando el chapapote emocional
que expande cualquier muerte inesperada.
   
Teresa te ha compuesto al fin los versos
que tal vez no pediste por orgullo
y tanto deseabas en silencio.

No sé si harán justicia mis palabras
-de haber seguido aquí me habrías parado-.
No voy a decir más: te echo de menos.

(29 de Mayo de 2010)

miércoles, 29 de agosto de 2012

Variación sobre 'Ni el sempiterno y espeso cielo gris' de Ape Rotoma (Soneto doble con estrambote)


Variación sobre Ni el sempiterno y espeso cielo gris de Ape Rotoma (Soneto doble con estrambote)

Maldito apocalipsis: nunca llega
por mucho que lo espere todo el mundo
desde que un Dios enfermo y desganado
le impuso orden ilógico al abismo

-buscando enderezar el despropósito
en el que sin remedio fue enfangándose-
llamando a la luz día y luego noche
a las tinieblas que jamás debió alumbrar

para luego -¿no sabe estarse quieto?-,
del barro en el que él mismo se metía,
crear al hombre a horrible semejanza

y, ya más tarde, -genio del desastre-
juzgar -sin preguntar- que no era bueno
que el hombre -que sabrá- estuviera solo;

por más que -si prefieres otra absurda
e insuficiente forma de consuelo-
la ciencia -y otra vez no ha habido suerte-
obcecada en la búsqueda arrogante

de algún bosón de Higgs desestimable
se ponga a dar candela a haces de hadrones
teniéndonos en vilo por un breve
periodo en que pensamos que por fin

podrían realizarse nuestros sueños
ansiosos de que en una negligencia
se les acabe yendo de las manos

y así nos vamos todos a la mierda.

martes, 28 de agosto de 2012

Tanka

Tanka

Vuelves: lo mismo
que una copa de alcohol
para un dipsómano

que se aferra a su voto
de abstinencia perpetua.


viernes, 24 de agosto de 2012

No ha sido nada


No ha sido nada

Lo mismo que se cuenta una tragedia
que no llegó a ocurrir aunque hubo un breve
intervalo de ansiosa incertidumbre
durante el que se dieron por sentados

los más negros presagios concebibles
(que acaban por cobrar más importancia
que lo que en realidad ha sucedido:
curiosa condición del ser humano),

en ocasiones temo tanto verme
de pronto, sin tu amor, desguarecido
que no consigo mantener la calma

y un miedo irracional se me apodera
hasta que me sonríes y murmuro
la más hermosa de las frases hechas:

para lo que podía haber pasado...

martes, 21 de agosto de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Sufres de insomnio:
tus ojos son dos faros,
barcos mis sueños.

lunes, 13 de agosto de 2012

Hai-kú


Hai-kú

No quedan restos
-puedes drenar mi sangre-
de tu veneno.


jueves, 9 de agosto de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Brilla el crepúsculo:
otro sol que se cansa
de ir en tu búsqueda.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Cierra la puerta
abierta a la esperanza,
que entra corriente.

domingo, 29 de julio de 2012

En tu lugar


En tu lugar

Ahora que lo ves desde otro punto
de vista opuesto al que te empecinabas
en mantener a costa de quien fuera
capaz de asegurar que te confundes,

te encuentras con que aquel que traicionaste
-aquel que aunque sufriera al ofenderte
se impuso, por tu bien, serte sincero-
no está para aceptarte las disculpas

tardías -como todas: si llegaran
a tiempo nunca harían falta alguna-
que arañan tu cerebro con la misma

angustia y rabia y fuerza de algún pobre
diablo que la emprende con la tapa
del féretro en que está enterrado vivo.

miércoles, 25 de julio de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Misión del arte:
acógeme en tus brazos,
Venus de Milo.

martes, 24 de julio de 2012

Nana insomne


Nana insomne

A veces sin querer te echo de menos
lo mismo que si ya no me quisieras
y empieza a gangrenárseme algún miembro
de tan prieta la venda sin herida.

De día el mundo exhuda dopamina
(Dios aprovecha el sueño de quien duerme:
sacude el telesketch de vuestra angustia
borrando los engendros dibujados)

pero esta noche vuelven mis fantasmas
a visitarme -el tiempo les ha dado
la recia solidez de las estatuas-

dejándome esta cíclica -atrancada-,
confusa sensación de desamparo
sin fármaco eficaz que la disipe

pues no hay crimen mayor que despertarte.

domingo, 22 de julio de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Miras con soles
que acaban exfoliándome
piel de cordero.

jueves, 19 de julio de 2012

No señalo a nadie (Soneto doble con estrambote del retrato deshonesto)


No señalo a nadie (Soneto doble con estrambote del retrato deshonesto)

Llega a casa a las dos de la mañana
tras una hora de bús (hoy el trasbordo
por suerte ha sido rápido: el trayecto
le ha costado diez veces más de tiempo

que en taxi -de dinero otras diez menos-)
y un rato largo hablando con su novia
por móvil (es la única manera
de mantener contacto: la distancia

y las vicisitudes económicas
les fuerzan a quedar de mes en mes
en casa de parientes generosos

-a punto de cumplir los treinta y cuatro y
lo que te rondaré sigue viviendo
en casa de sus padres como tantos,

intenta consolarse, aunque no ignora
que el tiempo va agotando las excusas
y ve que sus amigos son ya padres
o pueden permitirse un alquiler

con tal de no dejarse el sueldo en libros,
en discos y en películas-): trabaja
desde hace ahora seis años en un bar
del que se siente esclavo y propietario

sin ser más que el sufrido camarero
-encuentra algún sentido a su existencia
los días en que emplea el tiempo libre

en garabatear un mal poema:
a veces por las noches se pregunta
por qué extraña razón, en qué momento,

giró por el carril que no debía-.

miércoles, 18 de julio de 2012

Tanka



Tanka

Ni gris ceniza,
ni polvo bajo tierra:
onda sonora

vibrando entre la música
que la haga llevadera.

martes, 10 de julio de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Soy tan feliz
que aguardo inquieto el turno
de la nostalgia.

domingo, 8 de julio de 2012

Theremín


Theremín

He intentado dejarte -me propuse
pactar con el diablo: eras tú misma
con un embriagador olor a azufre
y no ibas a pagar por lo que un día

te ofrecí sin pedirte nada a cambio
(mi alma en un contrato emborronado
sobre una servilleta hecha un rebujo
del bar donde te vi por vez primera)-.

Luego quise volver -por la desgana
con que sin ti la luz pintaba el mundo
sin maquillar su aspecto macilento

(y en parte por tus súplicas falaces,
movido a mi pesar por tus encantos)-.
Así gravito siempre en torno tuyo:

ingrato theremín inaprensible.


jueves, 28 de junio de 2012

Tanka para Migue (Plainsong, de The Cure)


Tanka para Migue (Plainsong, de The Cure)

Suena el gemido
del brillo que despiden
-belleza ignífuga-

los últimos rescoldos
de un templo en el infierno.

viernes, 22 de junio de 2012

Hai-kú


Hai-kú

Debo soltarme
-lo siento, Rapunzel-
del clavo ardiendo.

martes, 19 de junio de 2012

As time goes by


As time goes by

Tengo tu carta aquí -frente a mi vista
nublaba por el whisky-, la que empieza:
Lamento que el avión no se estrellara.
Nunca la terminé: no me interesa

si Victor bebe más que yo y los años
le han vuelto un reaccionario que aprovecha
la mínima ocasión para humillarte
sacando a la palestra nuestra historia.

No sé cómo ayudarte: si supieras
que cada vez que Sam se pone borde
y toca As time goes by me da la risa,

que mi misantropía ya no es máscara
-Renault y yo hemos acabado a hostias-
y en la cartografía del recuerdo

Paris está inundado por el Sena...

miércoles, 13 de junio de 2012

Soneto doble de la urgencia


Soneto doble de la urgencia

Se me ha pasado el tiempo de descuento
-y no escuché el disparo de salida
pendiente como estaba de otra cosa
que no ha dejado huella perdurable-,

perdí, al perder también tu tren de vista, 
las ganas de fingir que tengo ganas
-por si se contagiaba el entusiasmo
tras autogenerarse de la nada:

esta oquedad infecta y expansiva,
repleta de vacío purulento,
que exhudan con su aspecto repugnante

las torpes letanías de mis versos,
cansados como están de estar cansados,
que no curan la herida de tu ausencia

(metástasis aciaga, irrestañable,
océano glaciar de chapapote
que tizna de dolor osos polares
llenándome las venas de agua sucia;

pozo inmundo de hedor irrespirable
con fósiles formando ecosistema
que espera con afán la salutífera
transfusión de carácter perentorio:

la  vida entrando a chorro por tus besos,
el lazo en la caída de tu abrazo,
el bálsamo infalible de tu voz

a punto de dormirte, y que un hilillo
de baba involuntaria -ya entre sueños-
me condecore el pecho envanecido)-.


lunes, 11 de junio de 2012

Tan-ka



Tan-ka

Siempre la misma
película averiada
de cine mudo

con un sólo intertítulo
anticipando el fin.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Hai-kú


Hai-kú

No es la distancia:
son las interferencias
lo que más duele.

martes, 29 de mayo de 2012

Abatido


Abatido

Estoy cansado (y dicen que soy joven
-si bien últimamente casi nunca-
aquellos, por supuesto, que me doblan
la edad y mis ingenuos coetáneos:

sin duda por la parte que les toca,
los últimos, y -tal vez-, los primeros,
por no decepcionarme antes de tiempo
conscientes del calvario que me espera).

Me cuesta levantarme de la cama
lo mismo que dormirme por las noches
-el sueño una anestesia sin efecto-.

Me duele tanto el cuerpo: se diría
que Dios juega a los bolos con mis huesos
y el muy cabrón -bostezo despectivo,

de espaldas, sin mirar- siempre hace pleno.

martes, 22 de mayo de 2012

jueves, 17 de mayo de 2012

Iluso


Iluso

Pensaba que ahora sí, que era distinto,
que iba a poder dormir y que tocaba
perder y hacer las paces con la vida
a tiempo de asumir (ya te ha llegado

la hora de aceptar que no eres nadie
-expósito de un dios desapacible
que evita hacerse cargo y de una enferma
parturienta violada que te arrojan

contra esta inclusa hostil: globo terráqueo
bajo el punto de mira de una aguja
en manos de un bufón que quiere darle

un susto al dios-, claudica) una derrota
que deje al menos piedra sobre piedra
tambaleante, frágil, quebradiza,

sin fuerza más que la de la costumbre.

martes, 15 de mayo de 2012

Tanka



Tanka

La brecha abierta
de niño al enterarte
de que se ha muerto

-zanja que no se zanja-
el padre de un amigo.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Imperfecta


Imperfecta

Igual que un manuscrito arrebatado
leído entre las manos temblorosas
de un corrector de estilo que por causa
de la fuerza del texto se sustrae

a toda obligación de su trabajo
y deja que desfilen las erratas
consciente o no -quién sabe- de que el resto
de gente (el propio autor y sus lectores

-por no hablar de los jefes que le pagan-:
la historia, en fin de la literatura)
caerá igualmente presa del hechizo

que mana de la fragua de sus páginas
haciendo incorregible su sintáxis,
ortografía, forma y contenido:

así tu imperfección nos engatusa.

jueves, 3 de mayo de 2012

Sparring quebradizo


Sparring quebradizo

Me dices que no quieres saber nada
como un perro que acaba de bañarse
en un recuerdo hostil y va asperjando
calado de vergüenza al sacudirse

(tu terca indiferencia equiparable
al turbio temporal con que arreciabas
un tiempo atrás -frente a cuya inminencia
en vano pretendí encontrar refugio-):

pese a cambiar de táctica prosigues
golpeando sin parar donde más duele
-tu sparring pende de una soga rala-

¿Qué más quieres sacar si me has dejado
el alma, la conciencia y la cartera
tan secos e inservibles que parecen

las venas de un adicto a la heroína?