Asideros del abismo

Asideros del abismo
Robert Crumb

viernes, 29 de octubre de 2010

Mazazo

Mazazo

Fue un estoque en la curva de la nuca,
un mazazo en el cráneo fulminante,
un húmedo y glacial aire que oxida
y obstruye las bisagras de los huesos.

Fue un tabique interpuesto ante tus ojos
igual que el monolito ante los simios
por un demonio gris cuyo objetivo
consiste en anular tu inteligencia.

Fue un acabarse todo para siempre
y un volver a empezar y ya sin ganas.
Fue regeneración que se necrosa.

Fue afanarse en sorber el mar ahogándote.
Fue escupir contra el cielo en el diluvio
y acertar justo a Dios en todo el ojo.

miércoles, 27 de octubre de 2010

No busques el pasado entre los fósiles


No busques el pasado entre los fósiles

Hoy me he dado de bruces con recuerdos
tan puestos a recaudo en mis cajones
que han brotado al buscar algún objeto
de poca utilidad, sin importancia.

Mejor pintar de negro los cristales,
tiznar toda ventana, escaparate,
espejo, mar, reflejo acusatorio,
incluso si me apuras las miradas.

Las fotos de cuando éramos felices
parecen tan lejanas en el tiempo
que bien pudieran ser daguerrotipos.

No sé ni hablar, escribo incoherentes
renglones, versos rotos que maquillan
lo inútil que es obviar que aún te quiero.

Lo fácil que es decir que me arrepiento.

domingo, 24 de octubre de 2010

Abrígate


Abrígate

No esperes aterida mi regreso
desnuda bajo cero para darme
una de esas sorpresas de mi agrado:
es la típica noche en que me ausento

y llamas a tu Dios y no se pone
'No puedo responder a tus plegarias,
los hombres se me han  ido de las manos'
clama el contestador con voz airada,

'Si aún te queda fe deja el mensaje
después de la señal' y suena un trueno.
Y luego un resplandor y luego nada.

Abrígate, la lluvia se graniza
y puede que aparezca en compañía,
que no te hiele el frío la sonrisa.

jueves, 21 de octubre de 2010

Estoicismo

Estoicismo

Nunca digas por nada 'lo perdí'
si no que lo has devuelto así sentencian
las prístinas palabras de Epicteto:
conviértanse en sagrados mandamientos.

Voy a cuidar de ti como si fueras
de otro que en el más inesperado
-acaba de esta forma el aforismo-
momento te me pueda arrebatar:

lo mismo que una madre a su hija única
vistiéndola en el día de su boda,
como una comadrona al neonato.

Si nunca merecí tus atenciones
¿qué les puedo exigir cuando me falten?
repito hasta asumir que no funciona:

que no hay para el amor filosofía.

martes, 19 de octubre de 2010

¿Cómo?


¿Cómo?

¿Cómo quieres que tire del anzuelo
de tristeza infinita que has tragado
y aplacarte el dolor de las entrañas
con manos de caricia encallecida

si siempre pierdo el móvil y las llaves,
si no distingo izquierda de derecha,
si no sé cómo atarme los zapatos,
si a duras penas tiro de mí mismo?

¿Y cómo -y a qué precio- te embarcaste
en esta singladura hacia el naufragio
sabiendo de antemano su destino?

¿Por qué no hiciste caso a tus amigos,
tus gatos, ex-amantes, familiares,
a todas las personas que te quieren:

legiones que encabezo al rechazarte?

viernes, 15 de octubre de 2010

Beside You



Beside you

A tu lado tirando del hilo de tu sombra.
A tu lado en las noches que la luna te abrasa.
A tu lado invisible, negativo del tiempo,
escondido en las vueltas del suspiro que exhalas.

A tu lado mi mente y mi alma a tu lado
sideral en tu busca traspasando galaxias
-contrapunto transcrito sobre tu piel en braille-
donde encuentras refugio con mis ojos de faro.

A tu lado mi cuerpo, si no estás, desollado
y mi piel ropa inerte como la que sujeta
en sus manos el santo que pintó Miguel Ángel.

A tu lado absorbiendo los impactos de bala,
las ondas expansivas de las bombas que lanza
el demonio envidioso porque estoy a tu lado.

A tu lado soy Cristo a la diestra del Padre.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Otelo

Otelo

Hoy te he visto besándote con otro:
parecía más grave que otras veces
en que has vuelto a mis brazos por inercia
saciada del amor que en mí no hallabas.

He pensado en matarte, en las ventajas
de una vida en la cárcel dedicado
por completo al estudio de lo humano
que tanto odio y que tanto amo en los libros.

No han durado los brotes homicidas
-los celos pierden fuelle al confirmarse-
más que un ascua de infierno atemperada.

Quise hacerme notar al despegaros
-estabas tan absorta... no me viste-:
Hoy se ha abierto la tierra y me ha tragado.

domingo, 10 de octubre de 2010

Intemperie


Intemperie

¿Qué más quieres de mí? ¿Qué sacrificio
irrealizable exiges de mis actos?
¿Recojo de los charcos mi chaqueta
y me zambullo en plancha y me apisonas?

No sé qué más ofrendas... No me pides,
ni quieres y si falta me reprochas,
me lanzas una cuerda que me ahoga
y no agradeces lo que no rechazas.

Te he esperado lloviendo a tu ventana
mientras Dios como un sheriff desatado
de soberbia y de alcohol, para humillarme,

me lanzaba a los pies -tras el aviso
de truenos por bramantes carcajadas-
sus rayos como tiros ¡Vamos! ¡Baila!

Y son mi nuevo hogar los socavones.

jueves, 7 de octubre de 2010

La vida



La vida

No estuvo mal: a veces los mejores
momentos se nos fueron de las manos
y no supimos ver lo que valían
centrándonos de lleno en disfrutarlo

-recuerdas con candor condescendiente
cuando exigiste el precio de la entrada
hastiado del nivel de los actores,
la poca calidad del espectáculo-.

No fue tan duro: ahora las tragedias
se observan a otra luz con la distancia
-de cráter a agujero de polilla-.

Te arranca una sonrisa el comprenderlo:
la vida no cumplió lo prometido,
tu recompensa fue lo inesperado.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Así


Así

No vuelvas si que vuelvas significa
volver pero de vuelta ya de todo,
volver porque lo nuevo no te sirve
y no es peor lo malo conocido.

No quiero recogerte ni tampoco
que sientas compasión y me recojas
-si escuchas que la vida me maltrata-
tomándome las manos con que rezo.

Te quiero como ahora, sin motivo,
queriéndome aunque no me lo he ganado,
obviando tu valor porque aún te tengo,

sin tiempo de pensar en el momento
en que entres en razón y que decidas
pasarme la factura de tus besos.

domingo, 3 de octubre de 2010

Variación sobre Safo

  
Variación sobre Safo

Me parece a los dioses ese idiota
que se sienta contigo en la terraza
retirando a mis celos su mordaza
-si tiene algún defecto no se nota-.

Llegas bella a traición y se me explota
de golpe el corazón, se despedaza
mi escudo protector, mi única baza:
te haces lacedemonio y yo tu ilota.

Ensayo -¿Qué te pongo?-, y ni un susurro
acierto a articular, pues se me atora
la lengua  y una gota delatora

resbala de la axila a la cadera:
¿Por qué no se  me traga una pantera?
-Si sigo así me van a echar del curro-.

viernes, 1 de octubre de 2010

Rescate


Rescate

Aislado, ensimismado, invulnerable,
hastiado de la vida y cismundano,
ajeno a la vergüenza, simposíaco,
sin nada que decir y a pleno grito.

Minúscula escotilla que han tapiado,
de vuelta sin partir, hecho a la idea
de no esperar ya nada, se evidencia
que todo va a seguir como hasta ahora.

Cayendo me he enganchado, no me asgo,
estoy tratando en vano de zafarme
-debe tener razón la gravedad-.

Tras un leve descuido he deglutido
el cebo envenenado del anzuelo
que siempre lanza Dios al que claudica.