Asideros del abismo

Asideros del abismo
Robert Crumb

sábado, 31 de diciembre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

Quién te mandaba
buscar tras estrellarnos
la caja negra.

martes, 27 de diciembre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

Brillando menos,
parece estar más cerca
que tú la luna.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Mejor improvisamos cuando ocurra


Mejor improvisamos cuando ocurra

A veces se me olvida que me quieres
-será tal vez la falta de costumbre-
y vuelvo a mis abismos insondables
y no te sé explicar lo que me pasa.

Perdóname de nuevo la inconstancia
pues vengo de bregar en mil batallas
sin gloria y aún estoy traumatizado
-me guardo este dolor por si me dejas-

Te pido por favor que no te vayas.
Por el momento báñame de besos
y sécame al calor de tus abrazos

-ni tú ni yo sabemos cuánto queda
para escenificar esa obra trágica
que siempre escribe un dios repetitivo

e intento no ensayar hasta el estreno.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Hai-kú

 
Hai-kú

Vive la vida:
la procrastinación
es el trabajo.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Empezando a dar asco (a los otros)


Empezando a dar asco (a los otros)

Me pides que, sin trabas ni cadenas,
dejando rienda libre al subconsciente
-con plena libertad, no tengas miedo
que no te tengo en cuenta la respuesta-

te diga de verdad a quién más quiero
(estamos de un meloso últimamente...
según nos dicen todos mis amigos
atónitos -las tuyas, con envidia-).

Te miro fijamente en el intento
de darte sin hablar alguna pista
al inscribir tu rostro en mis pupilas.

Si quieres entender por qué la quiero
pregúntale, lo mismo te lo dice
-será mejor aún si no lo sabe-:

la puedes encontrar en los espejos.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Carpe diem


Carpe diem


Que por las noches
tú tosas y yo ronque
nos enternece.

Hai-kú


Hai-kú


Traza mi rastro
por otros derroteros:
que no te encuentren.

martes, 13 de diciembre de 2011

Paisaje con nieve y vaho


Paisaje con nieve y vaho

Igual que exploradores desnortados
que acaban de lanzar por divertirse
la brújula hacia el fondo de las sábanas,
pasamos a habitar este poema.

El frío afuera es nuestro negativo
-congela hasta el mercurio en los termómetros-,
la nieve cubre huellas y señales:
voy a perderme en ti para encontrarme.

Por fin concibo el mundo como un puzzle
cuyas últimas piezas escondías
con sonrisa traviesa y ahora encajas.

En orden, el paisaje es asombroso:
consigo vislumbrar de forma efímera
que nada puede ser de otra manera.

Ya me vuelvo soluble entre tus piernas.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

En pleno invierno
sigo echando de menos
tus pies tan fríos.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Hai-kú

Hai-kú

Nana mesmérica:
para que cuando duermas
sueñes conmigo.

martes, 6 de diciembre de 2011

Rozando hasta el ridículo lo cursi


Rozando hasta el ridículo lo cursi

Deserto -perra guerra-, derrengado
-los restos de mi ruina entre los dedos-,
reniego, herido, a rastras, me retiro,
royéndome el rencor por las entrañas.

Retorno a mi rincón de resistencia
y aguardarás, radiante, a que regrese
-arrópame entre arrullos, ronroneos-
para recomponerme con tu abrazo.

Te quiero, corazón, voy desbastando
las partes más abruptas de estos versos
para expresar mi amor en esta estrofa:

Te quiero hasta las veces -más bien pocas-
que, no estando mi boca a tu servicio,
me callo tantas formas de decirlo.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Distancia


Distancia

Amor en la distancia no es distancia
o no es amor: estela -como mínimo-
de luz intermitente, en el reencuentro,
capaz de reavivar rescoldo agónico.

Te vas, te vas dejando en cada sitio
-en cada recoveco de mi cuerpo-
señales, moldes, huellas, hologramas
que alcancen plenitud a tu regreso.

Procura apaciguarme: en ocasiones
me vence el persistente miedo atávico
que mancha, humilla y hiere algunos versos.

Buscaba al escribirte estas estrofas
hacer más llevadera nuestra espera
y no se convencerme ni a mí mismo:

te quiero aquí, conmigo, para siempre.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

Hacer la cama:
desorientar la ruta
de tu fantasma.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Hai-kú

Hai-kú

Llegas mañana:
no hay víspera que aguante
tanta impaciencia.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Time machine


Time machine

Me ha despertado -echándote de menos-
el roce placentero, incierto, onírico
del monte en la llanura de la sábana
mientras te acariciaba -el aire sólido-

y se desvanecía en la vigilia
la estampa del momento en que desnuda
tiraste a hablar y tartamudeabas
disléxica de amor y de deseo.

He buscado una excusa convincente
que me exima de mis obligaciones
los días que nos quedan para vernos

-trabajo, compra, aseo, escribir versos,
comida, respirar conscientemente;
podrían esperar una semana-.

Dormir: no hay otra máquina del tiempo.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

Para seguir
en el anonimato:
firmarlo todo.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Hai-kú

Hai-kú

Mapa que a escala
reduce la distancia:
beso el teléfono.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Las cosas por su nombre


Las cosas por su nombre

No quiero que sea amor esto que siento
-no sé cómo enfrentarme a otro diagnóstico
que el más tonto adivina en esta noche
que me haces tanta falta y no te tengo-.

No quiero que sea amor: sólo cariño
siempre bajo control, ardor, deseo
capaz de regularse a conveniencia
-que no convierta el cauce en laberinto-.

No quiero que sea amor y sin embargo
estaría dispuesto -por quitarme
esta angustia de hueso atravesado

en la tráquea del alma atragantada-
a invocar la tragedia irreversible
de llamar cada cosa por su nombre.

Dejar de hablar aquí, pensar: te quiero.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Hai-kú

Hai-kú

Musa imposible
que dejas sin palabras
a los poetas.

jueves, 3 de noviembre de 2011

No puede ser


No puede ser

No puede ser que el mundo continúe
siendo el mismo de ayer cuando aún no éramos
estos mismos que ya no son los mismos
ahora que el amor les ha alcanzado.

No pueden ser las malas intenciones,
la injuria impune, el odio, los puñales
con vaina en las espaldas, los estragos
que hace Dios con su garra al despertarse.

No pueden ser -si existen, no son ciertas-
tantas murmuraciones, suspicacias
sobre la gravedad ineludible:

yo logro darte impulso en la embestida
y tú alzas con tu vientre el universo
a cada espasmo a un palmo de la cama.

martes, 25 de octubre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

No hubo manera
de pintarte desnuda:
te hiciste arcilla.

viernes, 21 de octubre de 2011

Nada como el hogar


Nada como el hogar

No soy quien crees: lo siento, te equivocas
de persona si piensas que esta máscara
con arrugas surcadas de desprecio
y ojeras como aludes de tragedia

guarda un fondo mejor que la apariencia
-diamante en bruto criogenizado
que aguanta aislado la temperatura
del punto más candente del infierno-.

No soy quien piensas: choca -aunque lo fuera
te ibas a cansar pronto de este débil
hombrecillo escondido tras su biombo

que se abrasa de amor y cuyos trucos
no engañan al merluzo espantapájaros,
al león cobarde, al hombre de hojalata-

tres veces el tacón de tus zapatos.

lunes, 17 de octubre de 2011

Colirio


Colirio

Trazando una espiral caigo en picado
de no sé bien qué altura pues pensaba
que todo este trayecto iba arrastrándome
-supongo que era un puente y lo han volado-.

Llego a este cuarto en estampida inversa
para caer de bruces en mi lecho
herido por el plomo que dispara
a ráfagas el aire que respiro.

Parece que algún dios me haya arrojado
a los ojos arena de un infierno
que gestiona en la sombra estrictamente:

aguantaré aún así -pues sé que pronto
oiré la puerta y sin mediar palabra
tu desnudez me instilará el colirio-.

jueves, 13 de octubre de 2011

Un traje a la medida de otro cuerpo


Un traje a la medida de otro cuerpo

Me dices que te rindes, que esta vida
no está hecha para ti -como si fuera
un traje a la medida de otro cuerpo
que corre en libertad y va desnudo-.

Yo intento comprenderte, desearía
surcar tu corazón en busca de esa
tristeza cuyo origen desconozco
con la destreza de un buen cirujano.

Esta noche eres tú quien tiene miedo,
yo te quiero calmar (reconciliándote
con esa parte oscura, impracticable

del mundo que nos ha tocado en suerte
-que más quisiera yo que no existiera
al menos para ti que me la alumbras:

rayo de sol filtrado en pozo ciego-).

lunes, 10 de octubre de 2011

Hai-kú

Hai-kú

Tántalo inverso:
tú autoregenerándote
y yo insaciable.

sábado, 8 de octubre de 2011

Canicas


Canicas

Vamos a ser felices, no te pongas
ahora a pensar en qué pasará luego
-y luego ¿cuándo es? ¿mañana mismo
si cae un meteorito y hace chivas

contra nuestro planeta y da pies buenos
hasta nuestro  país y luego tute
sobre nuestra ciudad, matute en casa
y guá, para acabar, en nuestras almas-?

Vamos a ser felices, o a intentarlo
(¿qué mas dá fracasar? tenemos práctica
-seguro que una más ni se nos nota-).

Venga, creámonos que esto es posible;
no vaya a ser que en breve nos digamos:
Estaba a punto de salir perfecto...

tuvimos que llegar y enamorarnos.

martes, 4 de octubre de 2011

Hai-kú


Hai-kú

Cuando me estrelle
ya pensaré en los riesgos
de la caída.

lunes, 3 de octubre de 2011

Pie con bola

Pie con bola

La tostadora huele a pan quemado
-he metido el jabón en la nevera,
las sobras en la pila y los cubiertos
directos hacia el cubo de basura-,

me quedo sin clientes -si me piden
la leche natural, se me evapora-
y ya es la quinta vez que me preguntan
si me he olvidado de la sacarina,

regalo el cambio generosamente,
el género no cabe en la alacena
y me he quedado corto de cerveza;

encima se te antoja que te sueñe
porque esta noche dices que conmigo...
¿Cómo voy a quedar cuenta con paga

si no le dejo nada al subconsciente?

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Me voy


Me voy

Me voy echando humo de amor, llevándome
a rastras de los pelos al chiquillo
que tengo dentro y grita, patalea:
que llora porque quiere irse contigo.

Me voy para, de golpe y al contado,
pagar todo el dolor y no en incómodos
plazos de tedio, reconciliaciones
que no le insuflen vida a este cadáver.

Me voy -la sombra a cuestas carruaje
repleto de vergüenza, empantanado;
bocado inalcanzable el sol de frente-.

Me voy, lo digo en serio, no utilices
el lazo, el bumerán, la mano loca,
la cuerda de yo-yó que me vas dando.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Hai-ku


Hai-ku

Bajo el sombrero
llueve un cuerpo desnudo
sobre tu sueño.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Mi fallo


Mi fallo

Mi fallo fue quererte y demostrarlo
(lo sé mejor que tú, no eras consciente
-lo cierto es que te da miedo la vida-
de que eso te impidió total entrega).

Quizá debí quererte con desprecio
-más qué le voy a hacer, pese a que tuve
por faro en el naufragio tu mirada
nunca aprendí a nadar entre tus lágrimas-

o, siendo infiel, fingir que te adoraba,
llenarte de mentiras la cabeza
-detonación de efectos retardados-.

Tal vez debí, no sé, seguir tu ritmo
-me temo que no ayude este poema-
y hacerte caso ahora que me llamas

o echarte estas migajas que relamo.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Para Karmelo C. Iribarren, en su cumpleaños (al itálico modo)


Para Karmelo C. Iribarren, en su cumpleaños (al itálico modo)

Quisiera regalarte en verso libre,
anarquista, gamberro- a tu manera
rotunda- y emulando la sincera
forma en la que consigues que nos vibre

el alma al relatarnos el desfibre
de algún paraguas que en la traicionera
tormenta se desangra en cruel gotera
-quisiera y mírame: triste felibre-,

saber plasmar su exacta maravilla
-quebrado el corazón y la varilla
lo mismo que la métrica en tus versos-

y siguen sin latir, vacíos, tersos:
que no hay manera, no les da la gana
-la culpa es del Marqués de Santillana-.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Trato


Trato

Amor -huésped molesto- ¿a qué has venido?
¿Qué trato es el que esperas se te ofrezca
allí donde tan solo has abusado
de la hospitalidad que te brindaban?

¿Qué buscas embargar en esta casa?
¿Qué vienes a cobrar que se te deba
a una familia en ruinas, desahuciada,
que nunca te aceptó lo que prestaste?

¿No ves que puse ya la otra mejilla
no sé ni cuántas veces -sin cansarte-
por ver si recibía una caricia?

Lárgate, por favor, no me atosigues.
¿No tienes otro en quien cebar tu saña?
Hagamos ya las paces: tú me ignoras

y yo vivo sin ti si es que esto es vida.

martes, 13 de septiembre de 2011

Todas esas cosas


Todas esas cosas

Llorar sin que me importe que me vean,
reconocer que estaba equivocado,
dejarte conducir sin indicarte,
mirarte con amor hasta que duermas,

instarte a disfrutar de tus amigos,
lo que hagan tus amigas, no juzgarlo,
pensar que no es así y no corregirte
si no tiene importancia y hay más gente,

saber corresponder, ceder, lo mismo
que sabes tú ceder y correspondes
las veces en que ves que es necesario,

pedir perdón y todas esas cosas
-con tal de convencerte de que vuelvas-
que se supone no ha de hacer un hombre.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Nada más que otro más


Nada más que otro más

Las cosas claras: yo nunca te dije
que iba a ser especial, que duraría
más de lo acostumbrado -no es mi culpa
si a ti se te ha hecho corto-, ahora me siento

como un ventilador que esparce virus
desde una habitación de aire infectado,
sin ganas de enfrentarme a esta película
que ya sé como acaba y no me gusta.

Estoy cansado ya, no me apetece
saber en qué fallé, cargar con otras
responsabilidades que las mías

-me reconocerás que no te hubieras
tomado tan a pecho mi conducta
de haber sido el primero en defraudarte,

no amargo tósigo que colma el vaso-.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Te odio

Te odio

Te odio cuando pones la sonrisa
de 'No importa si he sido algo traviesa'
y empieza a desarmarme tu mirada
'pues no vas a tardar en perdonarme'.

Te odio sobretodo -ya lo sabes,
te encanta que lo diga y lo demuestre
presto a bregar la guerra que me pides
luchando en las trincheras de las sábanas-

las veces que apareces y transformas
-tras noches en tu busca, infructuosas,-
el odio acumulado en devoción,

deseo incontrolado, maremoto
ahogándome de amor, abalanzándose
sobre un surfista incauto, atolondrado

que soy yo y que te arrastra entre sus brazos.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Hai-kú sobre el sentido de la vida


Hai-kú sobre el sentido de la vida

Por fín lo pillo
-sólo que el chiste sigue
sin tener gracia-.

viernes, 26 de agosto de 2011

Alerta


Alerta

¿Qué broma me has gastado? ¿Cómo se abre
este obsequio al que llevo tanto tiempo
dándole vueltas -¿suena un tic tac dentro?-
sin distinguir la base de la altura?

¿Cuánto llevo la pata delantera,
orejas, rabo en posición de alerta
igual que un perro ante una madriguera
presto a lanzar zarpazo a lo que asome?

¿Qué es lo que me has metido en la bebida?
¿Por qué afloran colores invisibles,
sonidos hasta ayer mismo inauditos?

¿Qué clase de traición o inocentada
planeas culminar impunemente
el día en que descubra lo que intuyo:

que esta felicidad era prestada?

lunes, 22 de agosto de 2011

Hai-ku


Hai-ku

Cuando es más bella
que la vida la música
se vuelven tristes

viernes, 19 de agosto de 2011

Más polvo (enamorado)


Más polvo (enamorado)

Por más que diagnostiquen los psiquiatras,
yo sé que fui feliz, que no estoy loco
-quizá me desvié, pero hubo un tiempo
que pude casi ser distinto de esa

calamidad con patas que tropieza
con sus propios talones de continuo
sin nada que ofrecer porque depende
de la crisis perpetua que es su sueldo-,

que no siempre cargué con este saco
de huesos en peligro de derrumbe
que van hacia su fin tintineantes:

cenizas esparcidas que se incrusten
tras un cambio de viento inesperado
sobre los lacrimales de quien quise.

martes, 16 de agosto de 2011

Estampa


Estampa

Después de amanecer, sobre la arena,
desnudos como Dios nos trajo al mundo,
curadas con la sal nuestras heridas,
perdida en la del mar mi espuma blanca,


sin nada ya que hacer más que el payaso
-quise intentar el pino, lo talaste
y al derribar mi cuerpo contra el tuyo
el agua se quedó esta vez mirando-;

no sé explicar por qué, lo cierto es que hubo
algo que se rompió en mi pensamiento
como una copa del cristal más caro:

tras el último juego te abrazaste
a mí mientras las ondas expandiéndose
ensanchaban tu amor ya rebosante,

yo pensaba en la piedra que se hundía.

domingo, 14 de agosto de 2011

Emboscada


Emboscada

Las plantas de los pies ya se te agostan:
tantos pasos descalzo y sin embargo
no has logrado alejarte a ningún sitio
y no da más de sí el cuentakilómetros.
 
No vas a seguir más porque comprendes
que se ha vuelto diana tu refugio,
que hay fieras que te cercan las salidas,
que cargas con el lastre de ti mismo,

que Dios trazó el camino haciendo eses
hasta caer de bruces en el punto
minado y atrayente en que te encuentras.

Tu faz, tu fe, tus falsas convicciones
se desmoronan, sientes el asfalto
volviéndose a tus pies vitrocerámica:

trabajan a destajo en el infierno.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Open Range


Open Range

Mi nombre es Charlie Travis Postlewaite,
maté de adolescente a aquel despojo
que al poco de quedar mi madre viuda
le hizo pagar las deudas con su carne;

descerrajado ya perdí la cuenta
de tantos que después, al alistarme
-saciando instintos y cumpliendo órdenes-,
corrieron porque sí la misma suerte.

A veces el pesar por lo pasado
me lanza dentelladas al cerebro
que no dejan su presa nunca indemne.

Las puertas del infierno parecían
a punto de cerrar conmigo dentro
y ahora el amor me ha abierto otro horizonte

fundiéndose el albor con el ocaso.

lunes, 8 de agosto de 2011

Disculpa


Disculpa

Puedes llamar: te juro que he cambiado,
que ya no soy aquel que nunca quiso
ni supo valorar lo que tenía
e invade todo ahora que le falta.

Tienes razón: en otras ocasiones
he actuado igual, pero ésta es bien distinto
pues no cruzo los dedos extendidos
juntándome las palmas con que rezo.

Puedo esperar, quizá la penitencia
por tanto error copioso, innumerable
se tenga que alargar perennemente:

a mí que más me da, ya sólo quiero
-pues me has envenenado las canciones,
los versos, las camisas, las paredes-

morir por sobredosis de tu antídoto.

domingo, 7 de agosto de 2011

Hai-kú


Hai-kú

Pasan los años
se nota en las resacas:
son de tsunami.

Salvaje Estela Plateada

Salvaje Estela Plateada

Estela Plateada te has cansado
de tanto sacrificio inadvertido
que todos interpretan en tu contra,
del desagradecido ser humano,

de su testarudez impenetrable
igual que la barrera de Galactus
contra la que se estrella tu pureza
-de argénteo cristo a heraldo vallejiano-.

Tu rostro antaño brillo reluciente
te arde de poner la otra mejilla
-ni Shalla Bell te sirve de consuelo-.

Hirviendo de rencor acumulado
transformas tu poder en ira cósmica.
Mefisto ya controla tu destino:

Al fin has aprendido, mentecato.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Peace Piece (Bill Evans)


Peace Piece (Bill Evans)

Pica el piano:
trozos de paz se esparcen
por la penumbra.

lunes, 1 de agosto de 2011

Peter Parker no more


Peter Parker no more

¿Por qué Stan Lee al fijarse en una mosca
pensó en un personaje trepamuros
inseminando el lápiz de Steve Ditko?
¿Porqué esa puta araña radiactiva

que me otorgó poderes que me hicieron
-cobarde como fui desde un principio
al no salvar la vida de mi tío-
el más humano de los super-héroes?

¿Por qué después, siniestro Gerry Conway
-no voy a echar la culpa al Duende Verde-,
por un golpe de efecto sin escrúpulos

lanzaste de lo alto del George Washington
a mi razón de ser, mi amada Gwen Stacy?
¿Disfrutas con mi angustia, viendo cómo

caí en sus redes y murió en las mías?

jueves, 28 de julio de 2011

Hai-kú



Hai-kú

Durante el sueño
murió como vivió:
sin darse cuenta.

miércoles, 27 de julio de 2011

Farol a cara descubierta


Farol a cara descubierta

¿Qué esperabas de mí? Soy camarero
y no tengo siquiera un buen contrato:
puedo servir para pasar el rato
mientras que se te cumple el plan primero.

Te puedo asegurar que soy sincero
-y no lo digo todo, que el recato
me hace esconder las uñas como un gato
que oculta así su origen callejero-.

Yo juego con las cartas boca arriba:
voy de farol y apuesto mi pareja
-que incluso hasta en mis gafas se refleja-

contra ases, comodines -componendas-
que guardas en tus mangas, diosa Shiva.
Y no vas y de aval dejas tus prendas:

Dios quiera que no pagues, no te ofendas.

viernes, 22 de julio de 2011

Bandera higiénica


Bandera higiénica

Llevas tanto ante mí, presta a ayudarme,
-pidiendo a tu paciencia un nuevo crédito
que sabes cobrará con intereses
el día que nos mande a sus matones-

que ya no aguantas más, que estás cansada
de no encontrar respuesta por mi parte,
de hacer de tu atención alfombra roja
y ver cómo tropiezo en el desfile.

A ver si logro dar con una imagen
que sirva de metáfora que explique
aquello a que no alcanzan mis palabras:

izar bandera blanca ante la vida,
que tenga que ir al baño urgentemente
y no quede papel para limpiarse.

jueves, 21 de julio de 2011

Hai-kú para Txavi


Hai-kú para Txavi

Ya he desistido
de ser un super-héroe
(los traumas siguen).