Asideros del abismo

Asideros del abismo
Robert Crumb

viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz año



Feliz año

Otro año que se va -siempre más rápido
que el anterior-. No importa, les deseo
incluso a mis peores enemigos
-que creo ingenuamente que no tengo-

sueños sin restricción: ésta es la llave
-la cerradura está en vuestros cerebros-
para gozar sin culpa del pecado.
Hoy Dios hace la vista gorda: pasen.

Por una vez no sean moderados
-la orgía sin deseo es el infierno
pero esta noche es norma la excepción-.

Que mientras yo medite este poema
amanezcan desnudos con los labios
quemados por el vino y por los besos.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Mejor cuidarlos


Mejor cuidarlos

Se llega a cierta edad en que uno asume
que pase lo que pase nunca cambia
-al menos con respecto a lo que importa-
y tiene que amoldarse a sus defectos.

Conservará -con suerte- algún amigo
de esos que no merece: generosos,
que no juzgan, ni culpan, ni perdonan
pues no encontran motivo en tu conducta

inexplicable, errática, azarosa;
sin nada que acredite que no existe
maldad, nocturnidad o alevosía.

Mejor que no los fuerces, que los cuides,
pensar que su lealtad no es infinita.
Mejor lanzar tu verso agradecido

que la plomiza red de tus problemas.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Año nuevo

Año nuevo

No quiero otro año nuevo: que me traigan
los años que se van para cambiarlos.
Que vengan Doc y Marty con plutonio,
condensador de fluzo y su De Lorean.

Que cambien para siempre esta existencia
a la que me han llevado mis errores,
las veces que he dejado que te fueras,
mi apuesta por la opción más insensata.

Ayúdenme Asimov, Stephen Hawking
(mi casa -me lo dijo una ex-amante-
parece un agujero de gusano),

asístanme Albert Einstein, Wells, Gaspar
(Sindulfo présteme su anacronópete)
o el mismo Superman: me veo pronto

pisoteado por mis propias huellas.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Wichever


 Wichever

¿Y qué hago ahora contigo? ¿Enamorarme?
¿Perder mi identidad por complacerte?
¿Hacerme dependiente de las sobras
de afecto afín que esparzas a tu antojo?

¿Echarme -carne cruda- a los leones
famélicos que esperan mi caída?
¿Me voy a por la llave que he lanzado
al fondo del abismo? ¿Abro la puerta

de un metro de grosor que da a la celda
que esconde el corazón, los sentimientos,
para que nunca puedan sufrir daño?

¿O dejo que te marches: no hago nada
para evitar que pienses que es inútil
ponerse a tiro de arma encasquetada

aun siendo ave que herida cae en picado?

lunes, 20 de diciembre de 2010

Un mal día


Un mal día 

Hoy ha sido un mal día: parecía
que todo iba a salir como esperabas
pues no pediste nada extraordinario
en cuanto te sonó el despertador.

Caminas al trabajo a un ritmo ágil.
La calle -lo olvidaste- estaba en guerra
y el viento va poniendo zancadillas
hasta que caes de bruces al infierno.

Consigues luego erguirte a trompicones
y llegas a tu casa desahuciado
y ves a Dios haciendo las maletas:

tu plegaria encendida no derrite
la cera del tapón de sus oídos
y duermes en el cráter de su ausencia.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Desde abajo (Poema en un pozo)


Desde abajo (Poema en un pozo)

Pues ya me ves: mordiendo la gravilla
del último centímetro de tierra
que tengo que tragar en mi descenso
-de aquí a un momento emprenderé mi vuelo-.

No sé por qué estoy triste: no mereces
que piense más en ti, que distorsione
-mutándolo en perdido paraíso-
el tiempo en el que estabas a mi lado.

Seré capaz ¿Lo dudas? Ya hablaremos.
Descansaré lo justo en este pozo:
si vuelves a escupir ya me habré ido

y seguirás remando con los ojos
los versos procelosos de un poema
que pudo no acabar con tu naufragio.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Félix Francisco Casanova (1956-1976)


Félix Francisco Casanova (1956-1976)

No fueron, como siempre me pasa con los libros,
unos versos con cebo que tragué como anzuelo
que me arrastra sonámbulo a pagar a la caja:
fue el guión tan estrecho que separa tus fechas.

Y luego fue la foto -sobre todas las cosas-
lo que transformó el libro de lectura en fetiche
de versos que no puedo juzgar críticamente:
esa cara de ángel, tus ojos y tus labios.

Uno piensa en su vida sin llegar a los veinte,
en los versos que entonces inconsciente escribía,
en la vida que aún hoy no rasga su envoltorio.

Uno piensa en la noche que jugó a cara o cruz
el volver a su casa o tirarse de un puente
-la presión en la frente rebosando el cerebro-.

Que de haber sido cruz, otro escape de gas...

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Génesis IV



Génesis IV

Yo (el primero en nacer sin paraíso
-mi madre me alumbró con sufrimiento,
mi padre aparta espinos con sus dedos-)
me esmeré con mi herencia del castigo.

Trabajé en el oficio señalado
por Yahvé como yugo al desterrarnos
de un remoto y vedado paraíso
por querer conocer el bien y el mal.

Dios prefirió de Abel el sacrificio:
los frutos cultivados con mi esfuerzo
frente a una oveja dada por Jehovah.

De un golpe seco con objeto duro
he iniciado la historia de los hombres
derramando la sangre de mi hermano.

La marca me delata y me protege.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Réplica



Réplica

Así que soy el blanco de tus bromas,
la zorra que se marcha con cualquiera,
la sádica, antipática, altanera,
la fiera que aunque quieras nunca domas.

Perdona que te diga Dylan Thomas
de pacotilla, tosco, cutre, hortera,
lo nuestro fue locura pasajera,
mi pituitaria busca otros aromas.

Si soy la femme fatale de tus poemas,
la causa de tu inútil sufrimiento,
el fuego incontrolado en que te quemas,

te sirva de consuelo esta certeza:
que Dios a quienes priva de talento
compensa con delirios de grandeza.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Autorretrato con cansancio



Autorretrato con cansancio

Mi rostro es una mancha de Rorscharch
que toma forma nueva cada día
según como lo tase el usurero
que espera en el espejo mi llegada.

Los músculos lo cierto es que me cumplen,
aguantan sin luxarse sobrecargas,
parece -pese al trato que le inflijo-
que mi metabolismo no claudica.

Por dentro no me miro por si acaso.
A veces cuando doy contra la cama
soporto un peso enorme, se diría

que todavía no han aterrizado
mis huesos: estructura de castillo
de naipes que un gracioso anda soplando.

Y ese gracioso es Dios y es tu aliado.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Aporía


Aporía

Se vive aquí mejor, en la aporía,
negando un movimiento inexistente,
ciñéndome a las tesis eleáticas,
sin nada que me saque de la cama.

Aquiles nunca alcanza a la toruga,
la piedra no golpea árbol ninguno,
la flecha no abandona su carcaj,
las ganas de llamarte no reaccionan.

Pues nada importa y nunca pasa nada
¿de qué sirve hacer caso a la amenaza
que lanza por teléfono mi jefe

diciendo que me agencie un helicóptero
para plantarme raudo en el trabajo
si ya no me despiertan tus caricias

y asume hasta Zenón que te has marchado?

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Tijera



Tijera

La vida tiene un molde en que se encaja
a golpe de cincel y de martillo,
después de hacer tu cuerpo picadillo
y convertir tu sábana en mortaja.

De tanto dar en roca, la navaja,
acaba  con su filo y el ladrillo
resiste los ataques del cuchillo:
la vida es dura y parte con ventaja.

La vida es piedra pero tu hermosura
respele sus acechos: meteoritos
templados en papel por su envoltura.

Qué fácil fue cortarte en pedacitos.
Ahora me doy de bruces con la vida
en choque que sin tí es golpe suicida.